Pañales Pingo contra la irritación del pañal

La irritación provocada por el pañal es un motivo de visita a consulta pediátrica relativamente frecuente que se puede solucionar incrementando los cambios de pañal, limpiando la zona con agua y jabón, en vez de con toallitas, dejando la zona irritada siempre que se pueda al aire, y aplicando cremas hidratantes y protectoras.

Hablamos, por tanto, de un problema que afecta de forma frecuente a la piel de los bebés y que provoca que ésta se se irrite, se enrojezca y escueza. Por regla general se produce con mayor frecuencia cuando los niños empiezan a introducirse en la alimentación complementaria y cambia la composición de sus heces; por el roce que produce el pañal si está demasiado apretado; si tardamos mucho en cambiar el pañal, ya que la humedad es el caldo de cultivo perfecto para la irritación; y también por reacciones alérgicas a los productos utilizados para la higiene de la zona (desde toallitas, hasta pañales, pasando por cremas).

En Pañales Pingo concebimos nuestros productos con la intención de que sean lo más respetuosos posibles con la piel de los bebés. Por ello, con nuestros pañales y toallitas, los padres ponéis a vuestros hijos una barrera contra la irritación provocada por el pañal, contra esas irritaciones tan molestas que, en sus casos más graves, les hacen rabiar por el escozor que sufren con cada cambio de pañal. Y es que no hay mejor solución para la irritación del pañal que la prevención.

Cómo previene Pingo la irritación del pañal

Para empezar, en Pañales Pingo no trabajamos con químicos nocivos, de forma que nuestros pañales están libres de tóxicos, cerrando el paso a uno de los desencadenantes habituales de la irritación, la reacción alérgica a los componentes químicos de pañales y toallitas.

Por otro lado está el diseño de nuestros pañales, adaptado al movimiento de los peques, con fijaciones flexibles que evitan las rozaduras y facilitan la transpiración de la piel. Ya tenemos un segundo causante de la irritación bajo control.

Y en tercer lugar está el procedimiento que utilizamos para blanquear la celulosa de nuestros pañales, con agua oxigenada en vez de con cloro, como es habitual en cualquier otro pañal del mercado. Esta técnica no solo implica una menor contaminación medioambiental, sino que dota a nuestros pañales de una suavidad extra y, sobre todo, les aporta una capacidad de absorción un 25% mayor que el mejor pañal de la competencia. Gracias a ello la zona cubierta por el pañal se mantiene seca durante más tiempo, aislando a la piel del bebé de la humedad y evitando, por tanto, la aparición de irritaciones.

Nuestros clientes siempre destacan de nuestros pañales su suavidad, su capacidad de absorción y la ausencia de irritaciones en la piel de sus bebés. Y es que en esto, como en todo, más vale prevenir que curar.

Deja un comentario