¿De qué se componen las toallitas Pingo?

Hace unos días, a raíz de algunas consultas recibidas a través de las redes sociales, os explicábamos en Instagram por qué las toallitas Pingo son algo más que un producto a base de celulosa ecológica y agua. El objetivo de las toallitas de bebé es limpiar la piel que habrá estado en contacto con la orina o las heces del niño, por lo que hay que arrastrar la suciedad, los microorganismos, las bacterias, etc. Si solo usamos agua, la higiene de la zona no es completa, motivo que hace imprescindible la intervención de un jabón (en nuestro caso el Coco-Glucoside, suave y de origen natural) que limpie en profundidad. Del mismo modo que si optamos por no utilizar toallitas limpiadoras en casa, y nos bastamos con una esponja y un barreño con agua, ese agua debe llevar un jabón, para que la limpieza sea efectiva. En nuestro afán por ser una marca transparente con nuestros clientes, hoy trataremos de despejar todas las dudas para que conozcáis de qué se componen las toallitas Pingo exactamente.

¿Cómo son las toallitas Pingo?

Las toallitas Pingo se componen de celulosa ecológica certificada FSC (Forest Stewardship Council, por sus siglas en inglés) de 50 gr./m². que garantiza que toda la celulosavutilizada por Pingo en la fabricación de nuestras toallitas procede de bosques sostenibles.vEl objetivo de este organismo es promover el manejo ambientalmente apropiado, socialmente benéfico y económicamente viable de los bosques del mundo. Las toallitas Pingo, también cuentan con el sello Myclimate, otrogado por esta ONG que desarrolla proyectos de compensación de las emisiones generadas durante la fabricación de cualquier producto.

Además de su celulosa de primera calidad, las toallitas limpiadoras están impregnada en una loción de última generación que no tiene parabenos, colorantes, perfumes, sin PEG, sin Phenoxyethanol ni ninguna clase de productos irritantes. Este último punto ha sido testado dermatólogicamente, por lo que también contamos con el sello Dermatest que lo certifica. Por sus ingredientes y características, las toallitas Pingo son para todo tipo de pieles, especialmente para las más sensibles, al tener un ph igual al de la piel. El tejido es suave y resistente, por lo que con una única unidad, de tamaño grande (170 x 200mm.) y bien humedecida, podremos obtener una limpieza eficaz sin dañar la piel del bebé.

Tanto la loción como el tejido de las toallitas Pingo son 100% biodegradables e incluso la bolsa en la que se presentan las toallitas está fabricada con plástico reciclado y reciclable.

¿Cuáles son los ingredientes ecológicos y biodegradables de las toallitas Pingo?

Nuestras toallitas contienen un 96,3% de agua y estos otros ingredientes por orden de concentración: Propylene Glycol, Aloe Barbadensis Leaf Juice, Chamomilla Recutita Flower Extract, Glycerine, Dipropylene Glycol, Lactic Acid, Caprylyl Glycol, Glyceryl Caprylate, Coco-Glucoside, Levulinic Acid, Sodium Levulinate, Sodium Hydroxide. Y nada más. Todos son productos de origen natural o químicos respetuosos con la piel del bebé y con el medio ambiente, así como ecológicos y 100% biodegradables. En España, la legislación actual no obliga a mostrar la composición exacta de los pañales de bebé o de las toallitas, por lo que la información de ciertas marcas es muy críptica. Tanto, que en ocasiones los padres declaran las excesivas dificultades que tienen para poder elegir correctamente algo tan básico como el mejor pañal para sus hijos. Por este motivo, en ocasiones es difícil llegar a dar con la existencia de Pingo, puesto que en las grandes superficies se permite la presencia de todo tipo de productos para la higiene del bebé, sin excepciones y sin controles acerca de las sustancias químicas tóxicas que puedan contener. Os facilitamos el enlace a las numerosas tiendas físicas que distribuyen los productos de Pingo por toda España.

¿Por qué las tollitas Pingo no son sólo celulosa impregnada en agua?

Aunque nuestra celulosa es ecológica, procedente de plantaciones de cultivo sostenible y 100% biodegradable, en Pingo añadimos a nuestra fórmula aloe vera y camomila, sustancias naturales que ayudan a hidratar y calmar la piel. Por otro lado, no puede haber sólo agua en una loción, por muy natural que sea, sin que haya un conservante. De lo contrario, proliferarían los microrganismos, las bacterias, los hongos, etc. al abrir el envase. Lo que sí podemos aseguraros es que las toallitas ecológicas Pingo son completamente seguras para los bebés y que no contienen ninguna sustancia química tóxica. Por todo esto, las toallitas Pingo recibieron el Premio al mejor producto Ecológico para bebés 2018 en Francia. ¿Seguiremos en España los pasos del país vecino? De momento, podéis comprar una de las mejores marcas de toallitas ecológicas del mercado en cajas de 12 unidades; en packs de primeros meses; o en los Packs descubrimiento, de diferentes tallas según vuestras necesidades. ¿Os preocupa de verdad la composición de los cosméticos que usáis con vuestros bebés? ¿Echáis en falta más transparencia en el etiquetado de estos productos?

Deja un comentario