Pañales estampados y tintas tóxicas. ¿Cómo elegir de forma segura?

A la hora de elegir pañales de bebé, hay un aspecto meramente estético al que a veces se le otorga más importancia de la necesaria y, en otros casos, menos de la que deberíamos: el estampado y los colores de los pañales. El colorido de estos productos tiene una función meramente decorativa y no mejora en nada la calidad del pañal. Sin embargo, pese a no aportar beneficios extra, sí puede convertirse en una fuente de problemas en caso de que las tintas que se utilicen para estampar los motivos en los pañales contenga sustancias químicas tóxicas. En Pingo, hemos renovado el aspecto externo de nuestros pañales y os explicamos cómo son sus zonas coloreadas y lo que debéis tener en cuenta en relación a los pañales estampados y tintas tóxicas, a fin de que podáis tomar una decisión informada y que no ponga en peligro la salud de vuestro bebé, ni impacte de forma negativa en el medio ambiente.

¿Cómo son los colores usados en los pañales Pingo?

Nuestro modelo anterior de pañales era eminentemente blanco, con una única franja decorada en la zona en la que se adhieren los velcros del pañal, y una leve tonalidad azulada en las perneras, cubriendo las gomas elásticas que permiten el ajuste perfecto al cuerpo del bebé. Con los nuevos pañales Pingo lanzados en 2020, nuestros pañales son aún más blancos: celulosa ecológica con certificado de cultivo sostenible FSC, blanqueada con agua oxigenada y son ningún tipo de elemento tóxico. Además, se ha eliminado el color de las perneras y no hay ningún componente del pañal coloreado que esté en contacto directo con la piel del bebé. Tanto el logotipo del pingüino, como el número que indica la talla del pañal y las nuevas huellas azules que decoran y recubren toda la superficie se encuentran en la capa más externa del producto. A pesar de esto, los colores que se utilizan en la fabricación de los pañales Pingo son tintes de origen natural y con base acuosa y completamente seguros.

Pañales estampados y su impacto en el medio ambiente

Algunas familias sí valoran mucho la blancura de los pañales, pero otras, más atrevidas, se inclinan por los pañales muy decorados. Dibujos animados de moda, con aspecto de ropa interior, colores muy llamativos, e incluso se da el paso al uso de pañales de tela, no por cuestiones ecológicas o de salud para el bebé, sino por la explosión de colores y estampados que presentan estos nuevos modelos de pañales reutilizables. En este punto, se debería anteponer siempre la seguridad para los bebés y también el perjuicio causado al medio ambiente. Ese colorido no siempre se obtiene de la forma más ecológica, respetuosa ni sostenible. Los pañales estampados pueden contener tintas tóxicas, más económicas y creadas a base de productos irritantes, potenciales perturbadores endocrinos y que pueden causar irritaciones en la piel. Además, teñir telas no es una actividad neutra para el medio ambiente, y si los tintes que se utilizan no proceden de recursos naturales, contaminan el agua de las zonas en las que se fabrican, afectan a la salud de los trabajadores y, además, sus efectos dañinos permanecen lavado tras lavado.

¿Qué valorar a la hora de elegir un pañal estampado?

Lo primero es escoger aquellos cuyos colores no procedan de derivados del petróleo ni contengan metales pesados, como el cobre o el estaño. Asegurarnos de que ningún tipo de sustancia química tóxica entra en contacto directo con la piel del bebé. Incluso cuando los pañales que elijamos sean de color blanco, exigir que estén totalmente libres de cloro, y que no se haya utilizado este compuesto para su blanqueamiento. Como la normativa española no obliga a los fabricantes a mostrar todos los ingredientes de los pañales ni de las toallitas en el etiquetado de los productos, puede que tomar una decisión sea complicado, al no disponer de toda la información necesaria para descartar los pañales que utilicen productos químicos agresivos. Por eso, podemos buscar algún sello de calidad que certifique la idoneidad del pañal. En Pingo, hemos conseguido el Standard 100 de OEKO-Tex, que garantiza la seguridad de nuestros pañales analizando todos los componentes utilizados durante su fabricación, incluyendo los colores, por supuesto.

¿Alguna vez habías dudado de la seguridad de los inocentes dibujos de los pañales para bebé?

Deja un comentario