¿Es normal que un pañal ecológico se humedezca por fuera?

Las familias que usan pañales ecológicos desechables como Pingo o pañales de tela, han tomado esta decisión por querer los productos más respetuosos con la salud de su bebé y por ser consecuentes con su conciencia medioambiental. En contadas ocasiones, muy esporádicas, se produce un fenómeno que lleva a los padres a cuestionarse si es normal que un pañal ecológico se humedezca por fuera. No hablamos de fugas y escapes por los bordes del pañal, algo que con el diseño anatómicamente perfecto de Pingo no debería ocurrir nunca, si se ha seleccionado la talla de pañal adecuada para el peso y estatura del bebé. Sino de algo menos evidente, como la sensación de cierta frialdad en la capa más externa del pañal, y en casos aún menos frecuentes, que esta humedad traspase a la ropa del bebé. A pesar de que son fenómenos muy minoritarios, hoy compartimos contigo esta información para arrojar luz sobre este aspecto.

¿Con qué frecuencia cambias el pañal de tu bebé?

Actualmente, Pingo y muchas otras marcas del mercado, están probadas para aguantar hasta 12 horas de uso ininterrumpido sin que se produzcan fugas. Es el máximo que podría necesitar un bebé que durmiese toda la noche del tirón. Es más, los pañales Pingo han demostrado ser hasta un 25% más absorbentes en pruebas independientes realizadas en laboratorios, lo que garantiza que la piel del bebé permanecerá totalmente seca, una diferencia que se notará al comparar los resultados con otros modelos de pañal. Una vez pasado este tiempo, el tejido del pañal empieza a resentirse y es necesario realizar el cambio. También puede darse el caso de que existan bebés que orinen en cantidades muy por encima de la media, y que por tanto necesitarían un cambio de pañal con una frecuencia mayor. Lo que intentamos dejar claro es que superado su tiempo máximo de uso, unido a la acumulación de un exceso de líquido, la celulosa de un pañal puede no resistir más y cierta humedad puede pasar al exterior.

¿Y esto por qué no pasa con los pañales que no son ecológicos?

La respuesta es muy sencilla: por la cantidad de capas de distintos tipos de plástico utilizados en su fabricación. El plástico impide la salida de cualquier sustancia al exterior, ya sea la orina o incluso el olor cuando un bebé hace caca. Nada sale y nada entra, lo que repercute en una nula capacidad de transpiración. Es decir, tampoco entra el aire, por lo que la piel del bebé nunca estará completamente seca, permanecerá siempre en contacto con la orina y las heces, lo que aumenta la temperatura y la probabilidad de sufrir irritaciones en la zona genital. Aunque no es normal que un pañal ecológico se humedezca por fuera, en el caso de Pingo su capacidad de transpiración es óptima, puesto que su núcleo está formado en su mayor parte por celulosa con certificación ecológica, complementada en las capas externas con bioplásticos de origen vegetal. El aire circula dentro del pañal sin ningún problema, lo que hace, por ejemplo, que en caso de haber caca el olor salga rápidamente al exterior. Esto es una ventaja, porque los padres perciben enseguida la necesidad de cambiar el pañal y se evitan irritaciones. Sólo en casos de un uso muy extremo, la transpirabilidad de sus capas permitiría la salida de humedad al exterior.

¿Has asumido que es normal que un pañal ecológico se humedezca por fuera?

Pues no lo hagas. Su uso debe facilitar la vida a las familias, no complicarla. Desde Pingo, te aconsejamos controlar la frecuencia con la que realizas el cambio: en los recién nacidos suele ser muy frecuente, pero a medida que crecen la vigilancia se va relajando, a veces hasta extremos que no son sostenibles. Si en cada cambio de pañal notas que este ya no puede admitir más líquido, es que tu peque tiene que ser cambiado en un plazo más corto de tiempo. Si aún así notas que la humedad sigue traspasando el pañal, puede que hayas adquirido un lote defectuoso. En Pingo trabajamos cada día por mejorar la calidad y sostenibilidad de nuestros productos, pero no somos infalibles y con una producción de miles de cajas al día, algún fallo puede aparecer. Por eso, te animamos a utilizar nuestro formulario de incidencias, a fin de poder valorar tu caso y ofrecerte una solución satisfactoria.

En Pingo apreciamos especialmente la confianza que las familias depositan en nuestros productos ecológicos y desechables y hacemos todo lo posible para que se mantenga intacta desde el primer día de uso de nuestros pañales y toallitas hasta el momento en que tu bebé deje de usar pañal.

Deja un comentario