Día Mundial de la Naturaleza: Protégela con Pañales Pingo

Día Mundial de la Naturaleza: Protégela con Pañales Pingo

Mañana 3 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Naturaleza, también conocido como Día Mundial de la Vida Silvestre. La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la celebración de este día de forma bastante reciente, en diciembre de 2013, con la intención de divulgar entre la sociedad la belleza y la variedad de la flora y la fauna salvajes, así como de remover conciencias para que, como ciudadanos, entendamos los múltiples beneficios de conservar la naturaleza. No en vano, el lema de la edición de 2018 es “El futuro de la vida silvestre está en nuestras manos”. Continuar leyendo «Día Mundial de la Naturaleza: Protégela con Pañales Pingo»

Gracias a SEUR somos 100% Carbon Neutral, desde la fábrica hasta la puerta de tu casa

Gracias a SEUR somos 100% Carbon Neutral, desde la fábrica hasta la puerta de tu casa

En Pañales Pingo, como sabéis, tenemos un compromiso sin fisuras con la piel de vuestros hijos, pero también con el cuidado del medio ambiente. Por eso en la producción de nuestros pañales innovamos con técnicas como el blanqueamiento de la celulosa con agua oxigenada para evitar la difusión de dioxinas al medio ambiente; utilizamos celulosa certificada FSC para garantizar un uso sostenible de los bosques, y funcionamos con energía 100% renovable y de origen ecológico. Y por eso, como avala el certificado Myclimate, compensamos la huella de carbono generada por la producción de nuestros pañales apoyando proyectos ecológicos y sostenibles.

Por eso, también, buscamos partners que estén en sintonía con nuestra filosofía y nuestros principios. Y en el caso del transporte de nuestros pañales y toallitas no hemos encontrado mejor aliado en España que SEUR, que desde 2016 tiene en marcha el proyecto de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) ‘Compromiso Carbon Neutral’. Un proyecto que nos permite afirmar, con orgullo, que en Pañales Pingo, y gracias también a SEUR, somos 100% Carbon Neutral, desde la producción en fábrica de nuestros pañales y toallitas hasta la entrega final de los productos en vuestras casas y comercios.

Por qué trabajamos con SEUR

Hemos hablado para este post con May López, responsable de RSC de SEUR, que nos ha contado los tres pilares sobre los que se asienta el proyecto ‘Compromiso Carbon Neutral’ de la empresa y que explican nuestra confianza en la compañía para el transporte de nuestros productos. El primero de ellos es la medición de la huella de carbono de SEUR, algo muy importante en una empresa en la que el 90% de sus emisiones se derivan del transporte de mercancías. Conscientes de ello se propusieron reducir en un 10% las emisiones de CO2 para 2020, un objetivo que ya superaron con creces en 2016 con un descenso del 16%.

¿Y cómo lo han conseguido? May López nos señala distintas iniciativas entre las que destacan la optimización de las rutas de reparto, el aumento de la efectividad de la entrega y soluciones como Predict o la red de tiendas de conveniencia Pickup. Y, sobre todo, a través de su apuesta por una flota ecológica de furgonetas, coches, bicicletas, triciclos y la figura del andarín, que entregan cada mes 170.000 envíos.

Y junto a todo ello, y como también hacemos en Pingo, han instaurado la política de compensación de las emisiones derivadas del transporte que no se han podido evitar, a través de la cual participan en siete proyectos diferentes relacionados con el desarrollo de energías renovables.

Ser sostenibles medioambientalmente para serlo también económicamente

“Cada día son más las normativas que se están estableciendo a nivel ecológico y medioambiental y aquella empresa que no esté alineada con ellas y las tenga integradas dentro de su estrategia, probablemente deje de ser sostenible no solo desde un punto de vista ambiental, sino también económico”, nos explica May López.

Y no podemos estar más de acuerdo con esta afirmación. Por eso en Pañales Pingo tuvimos claro desde nuestros inicios que nuestra estrategia empresarial tenía que ir en paralelo a nuestra apuesta por un mundo mejor, más limpio, más sostenible. Porque es lo que nosotros queremos, pero también porque es lo que vosotros, nuestros clientes, nos exigís.

Por eso, hoy, nuestros pañales y toallitas, desde la fábrica y hasta la puerta de vuestras casas y negocios, son 100% Carbon Neutral.

Ni te imaginas las sustancias tóxicas que pueden contener los pañales que pones a tus hijos

Ni te imaginas las sustancias tóxicas que pueden contener los pañales que pones a tus hijos

El pasado mes de febrero, en su número 523, la revista francesa ‘60 millions de consommateurs’, editada por el Institut National de la Consommation (una especie de OCU a la francesa, que defiende los derechos de los consumidores galos) dedicó su portada a los pañales. También el editorial (“Tolerancia cero con los pañales”) y cinco páginas interiores. ¿Por qué? Porque hicieron un estudio en laboratorio en el que incluyeron a doce conocidas marcas de pañales en Francia (algunas también a la venta en España). ¡Y quedaron escandalizados con las sustancias que encontraron en ellos!

En primer lugar, en el reportaje de ‘60 millions de consommateurs’ se quejan de manera enérgica respecto a las técnicas de marketing de las grandes marcas, que en los anuncios publicitarios afirman sin pestañear que sus pañales son suaves como la seda, cuando entre sus materiales no hay nada que pueda asemejarse a un compuesto natural como la seda. Y en segunda instancia también reniegan de la regulación en materia de pañales, que no nos obliga a los fabricantes a hacer públicos los ingredientes y compuestos de los mismos, como sí ocurre con el resto de productos de cosmética e incluso con las toallitas con las que limpiamos a nuestros bebés.

Los datos del estudio

En el estudio realizado por el Institut National de la Consommation, como decíamos, tomaron muestras de 12 marcas de pañales. Y salvo dos, todas salieron mal paradas. Algunas muy mal paradas. No vamos a dar nombres de marcas, pero en resumen salvo en las dos marcas mencionadas, en todas las demás se encontraron restos de compuestos orgánicos volátiles (COV), que son liposolubles y pueden causar daños tanto a corto como a largo plazo en función del compuesto del que hablemos y de la exposición a la que sea sometida la persona. Entre ellos destacaba la presencia del tolueno, que como todos los demás COV es reconocido por sus propiedades cancerígenas.

Pero no solo se encontraron rastros de COV. También se hallaron en las muestras dioxinas, que según la OMS forman parte de «las diez sustancias químicas que plantean un gran problema de salud pública”. En ese sentido, en el reportaje se preguntan cómo es blanqueada la celulosa de los pañales, ya que recordamos que el blanqueamiento con cloro genera dioxinas que acaban en el medio ambiente y entra en contacto con la piel de nuestros bebés. Por eso en Pañales Pingo blanqueamos nuestros pañales con agua oxigenada, en un procedimiento totalmente libre de cloro.

En los pañales analizados también se encontraron rastros de hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), entre ellos un ingrediente habitual de muchos productos cosméticos, el petrolatum. Muchos de estos HAP han sido señalados como contaminantes y desatado cierta preocupación debido a que algunos de ellos han sido identificados como carcinógenos, mutágenos y teratógenos; ¡E incluso de herbicidas! En concreto el glifosato, que la Agencia para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la OMS, clasificó en 2015 como “probablemente cancerígeno para los seres humanos”.

«En los pañales analizados se hallaron muestras de compuestos orgánicos volátiles, dioxinas, hidrocarburos aromáticos policíclicos e incluso de herbicidas»

Las conclusiones

En su totalidad, las muestras de pañales no excedían las cantidades marcadas como límite por las autoridades sanitarias para el uso de estos productos. Sin embargo, para los responsables del Institut National de la Consommation, con los que estamos totalmente de acuerdo, esto no debería ser atenuante, porque esos productos químicos nocivos están en contacto con la piel de bebés que son mucho más susceptibles a sus efectos. “Los pañales de bebés no tienen que contener tóxicos. Y punto. Al diablo con los límites. Para nosotros la tolerancia debe ser cero”, escribe la redactora jefa Sylvie Metzelard.

En el veredicto final, en el mismo sentido, desde la publicación se pide el “fortalecimiento de las regulaciones y la puesta en marcha de controles más estrictos para garantizar la seguridad de los bebés”. Además de incidir en la necesidad de que se conozcan las composiciones de los pañales.

En Pañales Pingo llevamos tiempo reivindicando un estudio similar en España. En Francia la población está ya muy concienciada con la peligrosidad de este tipo de sustancias tóxicas a las que exponemos a los bebés, pero aquí aún falta lograr esa toma de conciencia que quizás un estudio de este tipo sí conseguiría. Nosotros estaríamos encantados de que nuestros pañales fuesen parte de ese estudio porque trabajamos con la tranquilidad de hacer pañales sin tóxicos ni químicos nocivos para la salud de los bebés.

10 gestos para una crianza más sostenible

10 gestos para una crianza más sostenible

Según datos de la ONU, para el año 2050 necesitaremos tres planetas para mantener nuestro ritmo de consumo actual. ¡Y solo tenemos uno! Para evitar llegar a un escenario tan catastrófico es necesario que cambiemos nuestros hábitos de consumo. Y como siempre hay que empezar por algo, hoy os ofrecemos 10 gestos para llevar a cabo una crianza más sostenible. Por el bien de nuestros hijos, pero también por el bien del mundo que vamos a dejarles.

1. Como ya explicamos en un post de este blog, la lactancia materna también cuida del medio ambiente, entre otras cosas generando menos desperdicios, ahorrando en envases y evitando la contaminación que genera la distribución de las leches artificiales. Así que si puedes y quieres, apuesta por la lactancia materna.

2. Futuros padres, no os volváis locos comprando artilugios para vuestros hijos, no os creéis necesidades que no existen. Vuestros hijos solo os necesitan a vosotros. Menos siempre es más.

3. Invertid en pañales de tela o en pañales desechables como los nuestros. En Pañales Pingo producimos nuestros productos con un ojo puesto en la salud de vuestros peques. Y el otro en el medio ambiente. Así lo avalan nuestros sellos de calidad.

4. Limpiad el culete de vuestros peques con agua y jabón. Y si lo hacéis con toallitas, apostad por marcas como la nuestra. Toallitas sin perfumes, ni químicos nocivos, y 100% biodegradables.

5. En Navidades y cumpleaños intentad no caer en la vorágine de regalos a la que nos empuja el mundo. Los niños no necesitan decenas de regalos para ser felices.

Según datos de la ONU, para el año 2050 necesitaremos tres planetas para mantener nuestro ritmo de consumo actual. 

6. Alimentad a vuestros hijos con productos frescos, de temporada y de cercanía. De esta forma evitaremos la contaminación que produce la distribución. Y, si además cogemos el hábito de llevar bolsas de tela, también ahorraremos en bolsas y envases de plástico.

7. En jabones y otros productos de cosmética infantil, apostad por marcas ecológicas que en la composición de sus productos solo utilizan materias extraídas de la naturaleza. Un ejemplo de ello es Weleda. Os recordamos que hemos colaborado con ella en la nueva edición de su set Bienvenido bebé

8. Comprad ropa hecha con materiales sostenibles y ecológicos, cuyas marcas no explotan ni a las personas que las fabrican ni al medio ambiente. En la ropa, también, menos es más. Y mucho mejor para todos.

9. Aprendamos a vivir no pensando en lo que no tenemos, sino disfrutando de lo que sí tenemos.

10. Y, sobre todo y ante todo, educad en el ejemplo. Y es que no hay mejor lección de vida para nuestros hijos que la que les ofrecemos siendo ejemplo y cuidando el planeta con nuestras pequeñas acciones diarias.

Ideas para unas vacaciones más sostenibles

Ideas para unas vacaciones más sostenibles

El deseo de un mundo mejor no sirve de mucho si no hacemos nada para conseguirlo. Cuidar del planeta, de sus recursos y de sus habitantes es tarea de todos, y ya no solo porque no tenemos otro planeta al que ir, sino porque éste no nos pertenece.

En este sentido hay muchas acciones que, pese a que pueden parecer poco importantes, realmente son imprescindibles para no seguir destruyendo el planeta. Acciones cotidianas, de nuestro día a día, como reciclar, consumir productos de cercanía y temporada, coger más la bici y el transporte público y menos el coche, reutilizar ropa, comprar objetos de segunda mano… Pero también otras como, por ejemplo, las vacaciones: dónde vamos a ir, qué recursos vamos a utilizar, cómo vamos a actuar…

Debemos ser conscientes de que el turismo tiene repercusiones en el medio ambiente por lo que solo con acciones y actitudes que fomenten la sostenibilidad podremos pasar nuestras vacaciones provocando el menor impacto posible al entorno.

Es por ello que os damos algunas ideas para lograr unas vacaciones más sostenibles:

1. Cuando planifiques tus vacaciones ten en cuenta que tanto el destino como el alojamiento cumplan con criterios de sostenibilidad. En la web de Biosphere Hotels encontramos un mapa y un interesante buscador en el que podemos localizar de manera fácil tanto lugares como hoteles que apuestan por un mundo más sostenible y que están abalados por el sello de calidad que les acredita como tal.

2. Utiliza los recursos del lugar al que viajas con responsabilidad. Tanto si viajas a un entorno natural como si lo haces a un entorno urbano o rural, controla la energía y el agua que consumes. Y no derroches.

3. Minimiza la generación de residuos y continúa reciclando allá donde vayas. Una idea fantástica, por ejemplo, es que si el destino tiene agua potable llevemos nuestra propia botella de metal que podamos rellenar de cara a evitar generar residuos innecesarios.

4. Infórmate bien del lugar que vas a visitar y respeta sus tradiciones y costumbres. Tan importante como el respeto por la naturaleza es el respeto a nivel social y cultural.

5. Evita comprar toneladas de regalos y si vas a adquirir algo de recuerdo intenta que sean productos artesanales, de modo que contribuyas a la economía de los lugares que te acogen y a la diversidad cultural.

6. Caminar y utilizar transporte público o bicicleta si es posible también son recursos estupendos para no aumentar la contaminación.

¿Y tú? ¿Qué más ideas tienes para unas vacaciones más sostenibles?