¿Queréis ganar dos cajas de pañales Pingo? ¡Las sorteamos junto a Nappy.es!

¿Queréis ganar dos cajas de pañales Pingo? ¡Las sorteamos junto a Nappy.es!

Nappy.es es una tienda online de puericultura fundada en 2014 y que en apenas tres años ya cuenta con más de 15.000 clientes, lo que demuestra que están cumpliendo con su objetivo inicial (acompañar a mamás y papás en la nueva etapa que inician en sus vidas, poniendo a su disposición una amplia gama de productos para el cuidado de sus bebés) con la total satisfacción de quienes hasta la fecha han confiado en ellos.

En Pañales Pingo estamos muy contentos de que hayan confiado en nuestra marca de pañales y toallitas ecológicos para incluirla en su amplísimo catálogo de productos, en los que lucen junto a otras muchas prestigiosas marcas del mundo de la puericultura. Y además lo hacen a precios competitivos, poniendo a disposición de sus clientes nuestros productos ecológicos y certificados, que ayudan a prevenir y mejorar muchos de los problemas de la piel de los bebés.

Un sorteo para celebrarlo

Para celebrar esta colaboración entre Pañales Pingo y Nappy.es, no se nos ha ocurrido nada mejor que organizar conjuntamente un sorteo en el que un afortunado o afortunada se va a llevar para casa dos cajas de nuestros pañales (las unidades dependerán de la talla) y dos paquetes de toallitas con los que cuidar la piel de su bebé gracias a la ausencia de químicos nocivos en nuestros productos. Un regalo valorado en más de 70€ pero que va más allá del importe económico, ya que en este caso lo importante es que el bebé afortunado podrá disfrutar de nuestros productos libres de tóxicos.

Os animamos a participar desde ya. ¡Tenéis hasta el 5 de julio para hacerlo! Aquí tenéis el enlace: https://basicfront.easypromosapp.com/p/908231?lc=es-es

Y si no sonríe la suerte en el sorteo, recuerda que siempre estás a tiempo de comprar en Nappy nuestros pañales y nuestras toallitas a precios más que atractivos.

¡Cuida la piel de tu bebé con Pañales Pingo!

Pañales Pingo, el único pañal apto para personas con sensibilidad química múltiple

Pañales Pingo, el único pañal apto para personas con sensibilidad química múltiple

Hoy, 12 de mayo, se celebra el Día Mundial de la Sensibilidad Química Múltiple, una enfermedad de la que aún se desconoce la causa y que provoca que las personas que la padecen muestren una gran variedad de síntomas, que afectan a diversos órganos y sistemas, a consecuencia de la exposición a químicos, incluso en muy bajas dosis. La prevalencia de esta enfermedad oscila entre el 0,1% y el 5% de la población y, en sus casos más extremos, obliga a los pacientes a vivir en una burbuja, sin contacto alguno con el exterior, ya que cualquier químico les produce una reacción en cadena que puede tener nefastas consecuencias.

Pañales Pingo, gracias a su fórmula sin tóxicos y sin químicos nocivos, es el único pañal del mercado que pueden utilizar las personas afectadas por esta patología. Gracias a ello, una de nuestras clientas, aquejada por esta enfermedad en su versión más grave, puede cambiar el pañal a su hijo. Una acción sencilla pero cargada de simbolismo, ya que no podía hacerlo hasta que conoció la existencia de nuestra marca.

Es por ello que nuestros pañales, libres de químicos nocivos (como ftalatos, perturbadores endocrinos o dioxinas), sin perfumes, cloro o PVC, y avalados por el sello Dermatest Excellence, son una solución perfecta para que las personas afectadas por esta enfermedad, no reconocida como tal por la Organización Mundial de la Salud (OMS), puedan disfrutar de momentos de la paternidad y la maternidad que de otra forma les estarían vetados.

Pañales Pingo: pañales que ponen solución a problemas de la piel

Pañales Pingo: pañales que ponen solución a problemas de la piel

Desde nuestra fundación en 2010 en Pañales Pingo teníamos un objetivo claro: hacer el mejor pañal para la piel de los niños, pero también el mejor pañal deshechable para el medio ambiente. Para ello trabajamos con las mejores materias primas, lo hacemos sin químicos tóxicos, y en nuestro proceso de fabricación introducimos las últimas novedades técnicas para que la fabricación tenga el menor impacto posible en la naturaleza. Prueba de esta vocación son nuestros sellos de calidad: FSC, MyClimate y Naturmade Star.

Pero, como decíamos, además de cuidar el entorno, nosotros queríamos tener el mejor pañal para la piel de los bebés. Y estamos seguros de que lo tenemos. Así lo avala que nos hayan reconocido como mejor producto ecológico para bebés 2017 en Francia. Y así lo avala el sello Dermatest Excellence, que ratifica la calidad de nuestro producto para las pieles de los más pequeños de la casa. Hay cosas, sin embargo, que no tienen sellos que las avalen, pero que demuestran que cumplimos a rajatabla nuestro compromiso fundacional. Sirvan como ejemplo estos cuatro problemas (algunos más habituales que otros) que se solucionan en los bebés gracias al uso de nuestros pañales:

Irritación: Es habitual ver a niños y niñas con sus partes íntimas irritadas y enrojecidas debido a la tardanza puntual en cambiarles de pañal o a la mala calidad de éstos. La textura suave de los Pañales Pingo, conseguida gracias al blanqueamiento de la celulosa con agua oxigenada, unida a la mayor capacidad de absorción (hasta un 25% más que el mejor pañal de la competencia), hace que con nuestros pañales, para alegría de los bebés y despreocupación de los padres, las irritaciones desaparezcan y pasen a ser cosa del pasado.

Pieles sensibles: La piel sensible, más habitual en los bebés, tiende al enrojecimiento y la irritación, provocando con ello malestar y picor. Un pañal como el nuestro, sin químicos nocivos, favorece el bienestar de las pieles sensibles, previniendo enrojecimientos, irritaciones y picores no deseados.

Pieles atópicas: La dermatitis atópica afecta a entre el 2 y el 5% de los adultos, aunque su cifra se dispara a entre el 10 y el 20% en el caso de los niños. Hablamos de un trastorno crónico y que puede llegar a prolongarse mucho en el tiempo, cuyas características principales son la piel seca, descamada e irritable. La piel atópica suele sufrir brotes en los que estas características se acentúan. Gracias a la fórmula de pañales Pingo nuestros pañales son ideales para los niños con piel atópica, porque la protegen de esos brotes tan característicos.

Sensibilidad Química Múltiple: Se trata de una enfermedad que conlleva que quienes la padecen tengan que vivir en una “burbuja”, ya que cualquier contacto con químicos que hay en el ámbiente provoca reacciones en su organismo que pueden ser letales. Se desconoce la causa de esta enfermedad y su único “tratamiento” pasa por la evitación. Pañales Pingo, gracias a su fórmula sin químicos nocivos, son los únicos pañales que pueden usar tanto los bebés como los progenitores afectados por esta enfermedad.

«Tenemo un objetivo claro: hacer el mejor pañal para la piel de los niños, pero también el mejor pañal deshechable para el medio ambiente»

Por qué usar toallitas sin perfume

Por qué usar toallitas sin perfume

Vamos a empezar este post cambiando la pregunta. ¿Por qué perfumar el culito de los bebés? ¿Hacemos lo propio con el nuestro? ¿Nos perfumamos los adultos el culo cada vez que hacemos nuestras necesidades? La respuesta es un NO rotundo. Sin embargo, sí que lo hacemos con nuestros hijos. ¿Por qué? Bueno, parece obvio que el marketing también entra por el olfato y a los padres nos resulta mucho más agradable cambiar cacas si lo hacemos con una toallita que desprende un agradable perfume. La duda es si nos preguntamos de dónde viene ese perfume y que químicos se han utilizado para su elaboración. Químicos que, no olvidemos, ponemos en contacto con la piel de nuestros bebés.

Vaya por delante que lo mejor para limpiar a nuestros hijos, en todo caso, es usar agua y jabón. Pero como eso no siempre es posible y a veces, tanto en casa como especialmente cuando estamos fuera, necesitamos una solución urgente, las toallitas nos prestan a las mil maravillas ese servicio. ¿O no es verdad?

Mejor toallitas sin perfume

¿Por qué? Pues en primer lugar porque un perfume es algo que deberías evitar echar en la frágil piel de un bebé, en gran medida porque bajo el concepto fragancia o perfume no se obliga a las marcas a especificar cuáles han sido los químicos usados para su elaboración. Y sabemos que en muchos casos, por motivo de abaratamiento de costes, se utilizan sustancias que perfuman mucho, pero que son peligrosas para la salud.

Solo tenéis que coger unas toallitas perfumadas de cualquier marca y mirar en su composición. ¿Os suena la palabra parabenos? Algunos de estos productos, como especifica la OCU, están bajo sospecha por su capacidad para romper el equilibrio hormonal. Es más, algunos de ellos están prohibidos por la Unión Europea desde 2014. Aunque hoy les persigue su mala fama, aún es habitual encontrarlos en productos cosméticos, entre ellos las toallitas, por su función como conservantes. En algunos casos han sido sustituidos por el phenoxyethanol, que debido a sus propiedades alergénicas e irritantes en la Unión Europea solo se admite su uso como conservante en formulaciones cosméticas si la concentración no supera el 1%. Y podríamos seguir citando sustancias, muchas de ellas presentes en toallitas de forma habitual, como los ftalatos (considerados carcinogénicos), que están prohibidos expresamente en juguetes que puedan meterse en la boca; los emulsionantes PEG, también en el punto de mira por sus efectos sobre la salud a corto y largo plazo; o el bisfenol, un reconocido perturbador endocrino.

Mejor toallitas Pingo

Como decimos, no hay nada mejor que limpiar el culito de vuestros bebés con algo tan básico como agua y jabón, pero si no es posible, usad toallitas Pingo. ¿Por qué? Pues porque en la fabricación de las mismas no utilizamos parabenos, ni perfumes, ni colorantes, ni emulsionantes PEG, ni phenoxyethanol (que retiramos de nuestros productos en nuestra última formulación, también por el daño que hace al medio ambiente su producción). En cambio utilizamos productos naturales que sí respetan la piel, como el aloe vera, la camomila y el coco-glucoside, un jabón suave fabricado con frutas.

Y luego porque como es habitual en Pingo, queremos proteger el medio ambiente. Por eso nuestras toallitas están hechas a partir de celulosa certificada FSC, con un PH neutro para una mejor hidratación, y vienen en un embalaje de plástico totalmente reciclable. Ah, y las toallitas son 100% biodegradables.

Cuidamos la piel de tu hijo a la vez que cuidamos del medio ambiente.

Quizás también te interese:

¿Qué significa que nuestros pañales estén totalmente libres de cloro?

¿Qué significa que nuestros pañales estén totalmente libres de cloro?

Pañales libres de cloro (TCF)

La celulosa de los pañales Pingo está totalmente libre de cloro (TCF en sus siglas en inglés). ¿Qué significa esto? Que en el tratamiento de la celulosa no utilizamos cloro en ninguna de sus formas, sino que el blanqueamiento se lleva a cabo mediante peróxido de hidrógeno (más conocido como agua oxigenada). ¿Por qué lo hacemos así? Pues por una sencilla razón: en Pañales Pingo estamos concienciados con el medio ambiente y con una producción sostenible y no hay procedimiento en la actualidad para tratar la celulosa más respetuoso con el medio ambiente que el que se consigue con el agua oxigenada, ya que evita la difusión de toxinas.

Gracias al agua oxigenada, reduciendo las emisiones y garantizando el menor impacto medioambiental en el proceso, podemos destruir las bacterias presentes en el algodón a la vez que purificamos y blanqueamos la materia prima. El resultado, que es el que disfrutan los bebés que utilizan nuestros pañales, es una celulosa mucho más resistente, con una capacidad de absorción (testada en laboratorio) un 25% superior a la que ofrece el mejor pañal de la competencia; y con una capacidad de aislamiento de la humedad hasta un 40% mayor que los pañales de otras marcas que compiten en nuestro rango de precios.

Diferencia entre Totalmente Libre de Cloro (TCF) y Libre de Cloro Elemental (EFC)

Algunas otras marcas de pañales que también se intentan posicionar en el segmento de los productos ecológicos utilizan como estrategia de marketing el distintivo que acredita que el tratamiento de su celulosa ha sido Libre de Cloro Elemental. La diferencia entre éste y el procedimiento que llevamos a cabo con la celulosa de nuestros pañales, no obstante, es grande e importante, ya que un producto Libre de Cloro Elemental sí que utiliza dióxido de cloro, por lo que aunque el impacto ambiental es menor, se siguen generando dioxinas.

Las dioxinas son compuestos químicos que se producen a partir de procesos de combustión que implican al cloro y son contaminantes ambientales persistentes, además de un elemento altamente tóxico para la salud humana.No en vano, son un reconocido agente cancerígeno y pueden provocar problemas de reproducción y desarrollo, afectar el sistema inmunitario o interferir con hormonas cuando alguien se expone a ellas en grandes concentraciones. Por regla general, su presencia en productos como los pañales es siempre testimonial y en pequeñas dosis, pero una de las características de las dioxinas es que se integran en las células grasas de los seres humanos y se quedan de forma permanente, por lo que cada vez que hacemos uso de estos productos vamos aumentando su presencia en nuestro organismo. Si tenemos en cuenta que nuestros bebés pasan 24 horas al día con sus pañales durante unos 30 meses de medio, estamos hablando de mucho tiempo de exposición y en contacto permanente con dioxinas.

¿Y queremos exponer a nuestros hijos a estos riesgos? ¿Queremos dejarles un mundo mejor? Si la respuesta a la primera pregunta es un “no” y a la segunda un “sí”, no lo dudéis y siempre que esté en vuestras manos comprad productos Totalmente Libres de Cloro.

¿Conocíais la diferencia entre TCF y EFC?

Quizás también te interese: