5 consejos para dejar el pañal de manera respetuosa

5 consejos para dejar el pañal de manera respetuosa

Una de las mayores preocupaciones de los padres en la actualidad con respecto a la crianza de los hijos es la retirada del pañal, sobre todo cuando llega el temido verano previo a la incorporación al cole. Es entonces cuando surgen muchas dudas acerca de cuándo y cómo hacerlo, y si serán capaces de llegar al inicio del curso habiendo logrado semejante tarea con éxito. Sin embargo, aunque es cierto que un gran número de niños está preparado para dejar el pañal entre los dos y los tres años, todo depende de cada niño, de su propio desarrollo que es al final el que marca el ritmo. Y esto ocurre porque dejar el pañal no es cuestión de aprendizaje sino de control de esfínteres; y los esfínteres no tienen por qué empezar a funcionar ni el verano de antes del inicio del cole ni al alcanzar los 30 meses. Así que poco podremos hacer si no ha llegado este momento.

Entonces, ¿cómo podemos ayudarles a dejar el pañal de manera respetuosa teniendo en cuenta sus ritmos? Pues en primer lugar observando las señales que nos advierten de que el niño empieza ser consciente: le molesta el pañal (ya sea mojado o seco) o/y nos avisa de que va a hacer o está haciendo pis o caca. Será entonces cuando podremos animarles a dejar el pañal; teniendo siempre en cuenta que no hay una fórmula mágica que funcione con todos los niños por igual y que seguramente vamos a encontrar retrocesos en todo el proceso. Algunas ideas que pueden ser de utilidad:

1. Preparar un espacio adaptado para que puedan ir al baño de “mayores”. Podemos comprar un adaptador para el inodoro y un escalón o pequeño taburete para que puedan acceder con facilidad. Si preferimos poner un orinal, bien venido sea. Cada familia sabe mejor cuáles son sus necesidades. La cuestión es que sepa que está ahí y que puede hacer uso de ello.

2. Ponerle al niño ropa cómoda que pueda subir y bajar por sí mismo es una buena idea si queremos darles mayor autonomía, confianza y seguridad a la hora de acercarse al baño.

3. Es interesante que cuando vayamos nosotros al baño lo verbalicemos y podríamos decir que también lo es que invitemos al niño a entrar con nosotros pero, ¿qué madre y qué padre no ha recibido la visita de sus hijos cuando intenta encontrar un rato de intimidad? Que vea que es una situación normal también puede ayudar. ¡Puertas abiertas!

4. Ni que decir tiene que nunca, nunca, nunca debemos castigar, ridiculizar o regañar al niño si tiene escapes de pis o caca y, por supuesto, no obligarle tampoco a que se siente en el baño o en un orinal y se pase los ratos muertos porque así no conseguiremos nada más que frustración.

5. Y, ante todo, mucha empatía, paciencia y cariño porque dejar el pañal es también cerrar una etapa muy importante para todos, por lo que cuanto más gradual y más acorde a sus ritmos más lo disfrutaréis toda la familia.

¿Queréis ganar dos cajas de pañales Pingo? ¡Las sorteamos junto a Nappy.es!

¿Queréis ganar dos cajas de pañales Pingo? ¡Las sorteamos junto a Nappy.es!

Nappy.es es una tienda online de puericultura fundada en 2014 y que en apenas tres años ya cuenta con más de 15.000 clientes, lo que demuestra que están cumpliendo con su objetivo inicial (acompañar a mamás y papás en la nueva etapa que inician en sus vidas, poniendo a su disposición una amplia gama de productos para el cuidado de sus bebés) con la total satisfacción de quienes hasta la fecha han confiado en ellos.

En Pañales Pingo estamos muy contentos de que hayan confiado en nuestra marca de pañales y toallitas ecológicos para incluirla en su amplísimo catálogo de productos, en los que lucen junto a otras muchas prestigiosas marcas del mundo de la puericultura. Y además lo hacen a precios competitivos, poniendo a disposición de sus clientes nuestros productos ecológicos y certificados, que ayudan a prevenir y mejorar muchos de los problemas de la piel de los bebés.

Un sorteo para celebrarlo

Para celebrar esta colaboración entre Pañales Pingo y Nappy.es, no se nos ha ocurrido nada mejor que organizar conjuntamente un sorteo en el que un afortunado o afortunada se va a llevar para casa dos cajas de nuestros pañales (las unidades dependerán de la talla) y dos paquetes de toallitas con los que cuidar la piel de su bebé gracias a la ausencia de químicos nocivos en nuestros productos. Un regalo valorado en más de 70€ pero que va más allá del importe económico, ya que en este caso lo importante es que el bebé afortunado podrá disfrutar de nuestros productos libres de tóxicos.

Os animamos a participar desde ya. ¡Tenéis hasta el 5 de julio para hacerlo! Aquí tenéis el enlace: https://basicfront.easypromosapp.com/p/908231?lc=es-es

Y si no sonríe la suerte en el sorteo, recuerda que siempre estás a tiempo de comprar en Nappy nuestros pañales y nuestras toallitas a precios más que atractivos.

¡Cuida la piel de tu bebé con Pañales Pingo!

Ideas para unas vacaciones más sostenibles

Ideas para unas vacaciones más sostenibles

El deseo de un mundo mejor no sirve de mucho si no hacemos nada para conseguirlo. Cuidar del planeta, de sus recursos y de sus habitantes es tarea de todos, y ya no solo porque no tenemos otro planeta al que ir, sino porque éste no nos pertenece.

En este sentido hay muchas acciones que, pese a que pueden parecer poco importantes, realmente son imprescindibles para no seguir destruyendo el planeta. Acciones cotidianas, de nuestro día a día, como reciclar, consumir productos de cercanía y temporada, coger más la bici y el transporte público y menos el coche, reutilizar ropa, comprar objetos de segunda mano… Pero también otras como, por ejemplo, las vacaciones: dónde vamos a ir, qué recursos vamos a utilizar, cómo vamos a actuar…

Debemos ser conscientes de que el turismo tiene repercusiones en el medio ambiente por lo que solo con acciones y actitudes que fomenten la sostenibilidad podremos pasar nuestras vacaciones provocando el menor impacto posible al entorno.

Es por ello que os damos algunas ideas para lograr unas vacaciones más sostenibles:

1. Cuando planifiques tus vacaciones ten en cuenta que tanto el destino como el alojamiento cumplan con criterios de sostenibilidad. En la web de Biosphere Hotels encontramos un mapa y un interesante buscador en el que podemos localizar de manera fácil tanto lugares como hoteles que apuestan por un mundo más sostenible y que están abalados por el sello de calidad que les acredita como tal.

2. Utiliza los recursos del lugar al que viajas con responsabilidad. Tanto si viajas a un entorno natural como si lo haces a un entorno urbano o rural, controla la energía y el agua que consumes. Y no derroches.

3. Minimiza la generación de residuos y continúa reciclando allá donde vayas. Una idea fantástica, por ejemplo, es que si el destino tiene agua potable llevemos nuestra propia botella de metal que podamos rellenar de cara a evitar generar residuos innecesarios.

4. Infórmate bien del lugar que vas a visitar y respeta sus tradiciones y costumbres. Tan importante como el respeto por la naturaleza es el respeto a nivel social y cultural.

5. Evita comprar toneladas de regalos y si vas a adquirir algo de recuerdo intenta que sean productos artesanales, de modo que contribuyas a la economía de los lugares que te acogen y a la diversidad cultural.

6. Caminar y utilizar transporte público o bicicleta si es posible también son recursos estupendos para no aumentar la contaminación.

¿Y tú? ¿Qué más ideas tienes para unas vacaciones más sostenibles?

5 libros infantiles para afrontar la “operación pañal”

5 libros infantiles para afrontar la “operación pañal”

En Pañales Pingo vendemos pañales, pero somos conscientes de que éstos solo acompañan a nuestros hijos durante los primeros años de su vida. En algunos casos hasta los tres. De forma excepcional antes. Y en otros niños hasta tiempo después. Sea como sea, el momento de quitar el pañal siempre es un instante delicado y que hay que trabajar con cariño con nuestros hijos. Hoy aprovechamos nuestro blog para recomendaros cinco cuentos infantiles ideales para acompañar una ‘operación pañal’ respetuosa con los ritmos del bebé.

1. El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza: Este clásico de la literatura infantil, publicado en España por la editorial Beascoa, nos narra la historia de un topo que al salir de su madriguera se encuentra con una caca sobre su cabeza y emprende el camino para saber quién es el responsable de haber hecho tal ordinariez. A modo de historia acumulativa, el protagonista va descubriendo cómo son las cacas de otros animales hasta que, gracias a las moscas, da con el responsable de la suya. ¿Qué hará el topo entonces? Un libro divertido y ameno que tarda poco en convertirse en el favorito de los niños.

2. Caca, una historia natural de lo innombrable: Nicola Davies (escritor) y Neal Layton (ilustrador) han creado con este álbum ilustrado de más de 60 páginas toda una enciclopedia andante sobre la caca. Recomendado quizás para niños más mayores, a partir de los cinco años, este libro es una fuente de información y de fascinantes descubrimientos alrededor de “lo innombrable”. Para nuestros hijos, sí, pero también para nosotros.

3. Todos hacemos caca: Blackie Books edita en España este divertidísimo libro que ha sido un éxito de ventas en todo el mundo, como atestiguan los más de un millón de ejemplares vendidos. En el fondo, era un éxito asegurado, porque “todos hacemos caca”. Escrito e ilustrado por el japonés Taro Gomi, este cuento trata de normalizar la caca de una forma muy sencilla en un momento en el que muchos niños empiezan a cogerle miedo cuando cambian la seguridad del pañal por la novedad que supone la taza del váter.

4. ¿Puedo mirar tu pañal? Desde su publicación en 2009 este libro ha acompañado a un sinfín de niños en la “operación pañal”. El ratón protagonista siente una curiosidad enorme por las cacas del resto de animales, a los que pide mirar en el interior de su pañal. Éstos, luego, también querrán ver la del ratón, pero ante su sorpresa el pañal está limpio. ¿Por qué? Porque nuestro protagonista ya hace caca en el váter, un paso adelante que se atreverán entonces a dar el resto de amigos animales.

5. Ya he acabado: Este cuento va un paso más allá, porque su protagonista ya ha dejado el pañal y ahora está en tránsito de cambiar el orinal por el váter. Durante una semana descubrirá las dificultades del cambio, recibirá consejos y acabará tirando de la cadena. Un sonido que atrapa a todos los niños que leen este cuento. Escrito en forma de rima, podríamos decir que es un libro-juguete ideal para afrontar de forma lúdica un momento tan delicado.

Pañales Pingo, el único pañal apto para personas con sensibilidad química múltiple

Pañales Pingo, el único pañal apto para personas con sensibilidad química múltiple

Hoy, 12 de mayo, se celebra el Día Mundial de la Sensibilidad Química Múltiple, una enfermedad de la que aún se desconoce la causa y que provoca que las personas que la padecen muestren una gran variedad de síntomas, que afectan a diversos órganos y sistemas, a consecuencia de la exposición a químicos, incluso en muy bajas dosis. La prevalencia de esta enfermedad oscila entre el 0,1% y el 5% de la población y, en sus casos más extremos, obliga a los pacientes a vivir en una burbuja, sin contacto alguno con el exterior, ya que cualquier químico les produce una reacción en cadena que puede tener nefastas consecuencias.

Pañales Pingo, gracias a su fórmula sin tóxicos y sin químicos nocivos, es el único pañal del mercado que pueden utilizar las personas afectadas por esta patología. Gracias a ello, una de nuestras clientas, aquejada por esta enfermedad en su versión más grave, puede cambiar el pañal a su hijo. Una acción sencilla pero cargada de simbolismo, ya que no podía hacerlo hasta que conoció la existencia de nuestra marca.

Es por ello que nuestros pañales, libres de químicos nocivos (como ftalatos, perturbadores endocrinos o dioxinas), sin perfumes, cloro o PVC, y avalados por el sello Dermatest Excellence, son una solución perfecta para que las personas afectadas por esta enfermedad, no reconocida como tal por la Organización Mundial de la Salud (OMS), puedan disfrutar de momentos de la paternidad y la maternidad que de otra forma les estarían vetados.