Salir de viaje sin pañales. ¿Eres capaz?

Cuando nace el primer hijo y la familia decide realizar una escapada lejos de casa, una de las principales recomendaciones que se suele hacer para aligerar el equipaje y facilitar la logística es salir de viaje sin cargar con los pañales. No completamente a lo loco, pero llevando encima solamente aquellos que el niño pueda necesitar durante su primer día fuera de casa. Una vez en el destino, los padres pueden buscar un supermercado, farmacia o tienda de puericultura donde aprovisionarse de pañales y toallitas suficientes para toda la escapada. Sin embargo, cuando sólo hay una marca de pañales en la que confías y dudas acerca de si los podrás encontrar fácilmente en cualquier destino ¿qué se puede hacer? Te damos algunos trucos para que no tengas que renunciar a la calidad sin tóxicos de Pingo ni siquiera durante la desconexión de estas vacaciones

¿Llevamos una maleta más?

Las familias hacen todo lo posible por reducir el equipaje, pero cuando los niños aparecen en sus vidas ¡es misión imposible! Por más objetos que se quieran dejar en casa, todos los padres cargan con un exceso de ropa, de juguetes y hasta de pañales para pasar unos pocos días fuera de casa. Los niños suelen necesitar varios cambios de ropa al día; confían en los buenos resultados de su cosmética y productos de higiene de siempre y no quieren comprar cualquier marca desconocida en el destino. Si viajas en coche, tren o autobús, una maleta más puede marcar la diferencia entre viajar completamente tranquilos o con un estrés importante nada más llegar al destino. Es una opción más cara si vamos a volar y debemos facturar una maleta casi ocupada íntegramente por los pañales, pero contáis con la ventaja de que a la vuelta os quedará espacio de sobra para meter la ropa sucia sin ordenar y para volver cargados de souvenirs. Las maletas en vacaciones son como los armarios en casa ¡nunca sobran!

Conoce tu destino ¡y sus tiendas!

Con tanta tecnología y mundo virtual ¿quién no conoce ya el destino al que va a viajar de cabo a rabo? A veces, parece que simplemente vayamos a los lugares a confirmar que todo lo que ya hemos conocido a través del ordenador tiene presencia real. Sabemos si hay restaurantes cerca del hotel, o supermercado, a cuántos minutos exactamente queda la playa o la parada del autobús. Pues otro punto que deberíamos averiguar sería si existe una tienda física distribuidora de pañales Pingo en la localidad a la que vayamos. De esta forma podréis dirigiros directamente a ella en cuanto lleguéis a vuestra ciudad de vacaciones: sin tener que cargar con exceso de equipaje, ni pagar por él, ni perder tiempo yendo de una tienta a otra, ni recurriendo a otras marcas que os transmitan menos confianza, o que no respeten la piel y el medio ambiente de la misma forma en que Pingo lo hace. Recordad que tenéis a vuestra disposición el buscador de tiendas Pingo para ayudaros con la planificación estival.

¿Por qué no comprar on line?

Las vacaciones en familia deben conseguir que nos sintamos como en casa o incluso mejor. Descansar, desconectar de la rutina, cambiar de ritmo, liberarnos del estrés, dedicar más tiempo a los niños y a nuestro propio cuidado… Si habitualmente vemos en las compras on line un aliado que nos ayuda a ganar tiempo para dedicar a otras cosas que nos parecen más importantes ¿por qué no confiar también en la compra on line de pañales Pingo durante nuestras vacaciones? En la web de Pingo podréis realizar cualquier pedido con entrega en 24-48 horas en cualquier punto de España, incluyendo Baleares y Canarias. Además, cada día te presentamos en nuestras redes sociales nuevas tiendas distribuidoras de nuestros pañales y toallitas. Espacios modernos que también ofrecen venta a través de internet con precios muy competitivos. Así es que ya no debes sufrir por no poder salir de casa con tus Pingo bajo el brazo. Si vas a alojarte en un hotel, apartamento o en casa de familiares, tienes la posibilidad de tramitar tu pedido incluso antes de salir de casa y tener tus pañales dándote la bienvenida en tu destino vacacional.

¿Vosotros preferís viajar ligeros de equipaje y comprar cualquier pañal en vacaciones? ¿U os preocupa de verdad cómo poder seguir utilizando Pingo en cualquier situación?

Deja un comentario